INTEL PRESENTÓ NUEVA MARCA DE GRÁFICOS INTEL ARC, QUE LLEGARÁ A PORTÁTILES Y PC DE ESCRITORIO

Intel presenta su nueva marca de gráficos Intel Arc, que llegará en 2022 a portátiles y PC de sobremesa


Intel ha presentado este lunes su nueva marca de gráficos dirigida a los consumidores finales, Intel Arc, que abarcará desde ‘hardware’ hasta ‘software’ y servicios y que llegará a los primeros productos en el primer trimestre de 2022.    La nueva marca de gráficos de alto rendimiento, como la ha descrito Intel en un comunicado, abarcará varias generaciones de ‘hardware’ y llegará tanto a ordenadores portátiles como a dispositivos de sobremesa. Intel Xe es una arquitectura de gráficos y computación escalable diseñada para un alto rendimiento, según Intel, y abarca desde las tarjetas integradas hasta las discretas, y desde los centros de datos hasta las supercomputadoras.

Intel presenta su nueva marca de gráficos Intel Arc, que llegará en 2022 a portátiles y PC de sobremesa

REALME PRESENTÓ SU PRIMER PORTÁTIL CON INTEL CORE DE 11ª GENERACIÓN

Realme presenta su primer portátil, realme Book, con Intel Core de 11ª y perfil fino de 14,9 mm


La marca tecnológica china realme ha presentado este miércoles en India su primer ordenador portátil, el nuevo realme Book, un dispositivo que cuenta con procesadores Intel Core de undécima generación y con un diseño con perfil fino de 14,9 milímetros.

El nuevo Realme Book dispone de una pantalla de 14 pulgadas en material IPS con resolución 2K (2160 x 1440), 400 nits de brillo y que ocupa el 90 por ciento del frontal, como ha informado Realme en su página web de India.

Leer más: https://www.europapress.es/portaltic/gadgets/noticia-realme-presenta-primer-portatil-realme-book-intel-core-11-perfil-fino-149-mm-20210818110815.html

CUANTO DINERO TIENES QUE INVERTIR EN TU PC PARA TENER LA POTENCIA DE PLAYSTATION O UN XBOX SERIES X.

JUAN CARLOS LÓPEZ@juanklore

El camino del PC y las consolas de videojuegos convergió hace mucho tiempo. La primera consola de Microsoft, la Xbox original, tomó muchos componentes de los ordenadores de su época, entre los que destacan una CPU muy similar al procesador Pentium III a 733 MHz y una GPU derivada de los procesadores gráficos GeForce de 4ª generación. Aunque por su aspecto no lo parecía, esencialmente esta consola era un PC dimensionado específicamente para jugar.

Sony tardó más que Microsoft en tomar el camino del PC. Las consolas PlayStation de las que fue responsable Ken Kutaragi (las tres primeras de sobremesa y PSP) implementan una arquitectura sensiblemente diferente a la de los ordenadores compatibles, pero PS4 y PS5, las máquinas de sobremesa concebidas por Mark Cerny (también es el principal artífice de PlayStation Vita), son esencialmente un PC.

Ambas máquinas tienen un hardware equiparable al de un PC muy competente, aunque si nos ceñimos al apartado gráfico Xbox Series X es sensiblemente más ambiciosa que PS5

Basta echar un vistazo a las especificaciones de Xbox Series X y PlayStation 5 para confirmar que ambas máquinas tienen un hardware equiparable al de un PC actual muy competente, aunque si nos ceñimos al apartado gráfico la consola de Microsoft es sensiblemente más ambiciosa que la de Sony. Y esta conclusión nos invita a hacernos una pregunta: ¿cuánto nos costaría configurar un PC que tenga unas prestaciones razonablemente similares a las de estas dos nuevas consolas?

El propósito de este artículo es dar una respuesta lo más certera posible a esta pregunta, aunque antes de entrar en harina es importante que tengamos en cuenta que tanto Microsoft como Sony han introducido en la arquitectura de sus consolas varias innovaciones que por el momento no es posible replicar en un PC.

De hecho, ni siquiera la CPU y la lógica gráfica integradas en la APU de ambas consolas son idénticas a las que AMD propone actualmente para PC, lo que nos obligará a tomarnos algunas licencias. Aun así, es posible poner a punto un ordenador con una potencia razonablemente similar a la de ambas máquinas, así que esto es lo que vamos a intentar.

El desafío: encontrar los componentes de PC más parecidos a los de Xbox Series X y PS5

Si tenemos la suerte de tener un presupuesto lo suficientemente generoso podemos hacernos con un PC sensiblemente más potente que PlayStation 5 y Xbox Series X. Los nuevos procesadores Ryzen 5000 de AMD y las tarjetas gráficas con GPU de la familia GeForce RTX 30 de NVIDIA y Radeon RX 6000 de AMD son los ingredientes idóneos para cocinarlo, pero este no es el objetivo de este artículo.

Lo que nos hemos propuesto es configurar el PC más barato posible y con una potencia similar a la que tienen las consolas de nueva generación, por lo que todas las decisiones que vamos a tomar deben perseguir este doble propósito.

Si tenemos la suerte de tener un presupuesto lo suficientemente generoso podemos hacernos con un PC sensiblemente más potente que PlayStation 5 y Xbox Series X

Lo primero que nos interesa hacer es repasar con cierto detalle las especificaciones de las nuevas consolas de Microsoft y Sony, así que las hemos recogido en la tabla que tenéis debajo de estas líneas. Un apunte antes de seguir adelante: el debate acerca de en qué medida implementa la lógica gráfica de PS5 la microarquitectura RDNA 2 de AMD está fuera del alcance de este artículo, pero si os interesa os hablamos de él con bastante profundidad en el texto que enlazo aquí mismo.

PLAYSTATION 5XBOX SERIES X
CPUProcesador de 8 núcleos a hasta 3,5 GHz (frecuencia variable) personalizado con microarquitectura AMD Zen 2 y fotolitografía de 7 nmProcesador de 8 núcleos a 3,8 GHz personalizado con microarquitectura AMD Zen 2 y fotolitografía de 7 nm
GPUProcesador gráfico personalizado con 36 unidades de cálculo a hasta 2,23 GHz (frecuencia variable), microarquitectura AMD RDNA 2 y hasta 10,28 TFLOPSProcesador gráfico personalizado con 52 unidades de cálculo a 1,825 GHz, microarquitectura AMD RDNA 2 y 12 TFLOPS
MEMORIA16 GB GDDR6 con bus de 256 bits16 GB GDDR6 con bus de 320 bits
ANCHO DE BANDA DE LA MEMORIA16 GB a 448 GB/s10 GB a 560 GB/s y 6 GB a 336 GB/s
RENDIMIENTO DE E/S5,5 GB/s (datos sin comprimir) y hasta 9 GB/s (datos comprimidos)2,4 GB/s (datos sin comprimir) y 4,8 GB/s (datos comprimidos)
ALMACENAMIENTO INTERNOUnidad SSD personalizada de 825 GB con interfaz propietariaUnidad SSD personalizada de 1 TB con interfaz NVMe
UNIDAD ÓPTICALector de Blu-ray 4KLector de Blu-ray 4K
SONIDOTecnología de audio 3D TempestDolby Digital 5.1, DTS 5.1, Dolby TrueHD con Atmos y LPCM de hasta 7.1 canales
CONECTIVIDAD1 x HDMI 2.1, 2 x USB 3.1, 1 x USB 2.0, 1 x USB 3.1 de tipo C, 1 x Gigabit Ethernet y 1 x ranura PCIe 4.0 M.2 interna para ampliación de almacenamiento SSD1 x HDMI 2.1, 3 x USB 3.1 Gen 1, 1 x Gigabit Ethernet y ranura para tarjetas de expansión Seagate de 1 TB
CONECTIVIDAD INALÁMBRICAWiFi 6
Bluetooth 5.1
WiFi 802.11ac
Conexión de radio de doble banda para accesorios
DIMENSIONES390 x 104 x 260 mm151 x 151 x 301 mm
PESO4,5 kg4,44 kg
PRECIO499,90 euros499,90 euros

El procesador

PlayStation 5 y Xbox Series X incorporan una CPU de AMD con microarquitectura Zen 2 fabricada utilizando fotolitografía de 7 nm. Ambos chips se apoyan en ocho núcleos con tecnología SMT (Simultaneous MultiThreading), por lo que cada uno de ellos puede procesar simultáneamente dos hilos de ejecución (threads).

Microsoft y Sony aseguran que sus ingenieros han intervenido en el diseño de la CPU de estas consolas, por lo que, sobre el papel, no son idénticas a los microprocesadores con microarquitectura Zen 2 que AMD nos propone para nuestros PC.

PlayStation 5 y Xbox Series X incorporan una CPU de AMD con microarquitectura Zen 2 fabricada con fotolitografía de 7 nm

La principal diferencia que conocemos entre la CPU de estas dos consolas es que la de Xbox Series X trabaja a una frecuencia de reloj de 3,8 GHz, mientras que la de PlayStation 5 opera a una frecuencia variable de hasta 3,5 GHz.

En cualquier caso, ya tenemos las pistas que necesitamos para elegir el procesador de AMD con microarquitectura Zen 2 que será el cerebro de nuestro PC: un Ryzen 7 3700X.

AMD tiene otros dos procesadores Ryzen de 3ª generación que, al igual que el Ryzen 7 3700X, también incorporan 8 núcleos y son capaces de procesar 16 hilos de ejecución: los Ryzen 7 3800XT y Ryzen 7 3800X.

Sin embargo, el que mejor encaja en nuestro PC es el modelo que hemos elegido porque es el más económico de los tres, tiene un TDP de 65 vatios (los otros dos Ryzen 7 tienen un TDP de 105 vatios) y trabaja a una frecuencia de reloj que, aunque no es idéntica a la de los chips de las dos consolas, lo sitúa en la misma liga.

La tarjeta gráfica

La lógica gráfica de PS5 y Xbox Series X nos lo va a poner un poco más difícil. Nuestra elección no se verá condicionada por los desafortunados problemas de stock que están sufriendo tanto AMD como NVIDIA, y también pasaremos por alto el debate acerca de en qué medida implementa la lógica gráfica de PS5 la arquitectura RDNA 2 de AMD.

Una vez que hemos fijado las reglas parece razonable que pongamos nuestros ojos sobre las tarjetas gráficas con GPU de esta última compañía que, al igual que la APU de Xbox Series X y PS5, implementan la arquitectura RDNA 2.

Por el momento AMD ha lanzado tres tarjetas gráficas RDNA 2: la Radeon RX 6900 XT, la RX 6800 XT y la RX 6800

Por el momento AMD ha lanzado tres tarjetas gráficas con esta tecnología: la Radeon RX 6900 XT, la Radeon RX 6800 XT y la Radeon RX 6800. Todas ellas, además, incorporan una salida HDMI 2.1, al igual que las nuevas consolas de Sony y Microsoft. El problema es que incluso la más «modesta» de las tres, la Radeon RX 6800, es sensiblemente más potente que la lógica gráfica de PS5 y Xbox Series X.

Los TFLOPS solo son uno de los parámetros a los que podemos recurrir para evaluar la potencia teórica de una GPU, pero en este contexto es un dato útil porque estamos comparando procesadores gráficos con la misma arquitectura.

La lógica gráfica de Xbox Series X tiene un rendimiento máximo en operaciones de precisión simple (FP32) de 12 TFLOPS, mientras que la de PS5 es algo menos potente debido a que alcanza los 10,28 TFLOPS cuando la GPU trabaja a la máxima frecuencia de reloj (2,23 GHz).

Reducir la capacidad de un procesador gráfico a su rendimiento en TFLOPS es una simplificación excesiva, pero en este escenario y dado que la arquitectura de la lógica gráfica de ambas consolas es similar (Sony y Microsoft han trabajado con AMD para tomar como base RDNA 2 y a partir de ahí elaborar su propia receta personalizada), es un dato útil en el que merece la pena que nos fijemos.

El procesador gráfico Radeon RX 6800 tiene un rendimiento máximo en operaciones de precisión simple de 16,17 TFLOPS, por lo que es sensiblemente más potente que la lógica gráfica de ambas consolas. Pero tenemos otra opción: fijarnos en el catálogo de NVIDIA.

Si elegimos para nuestro PC una tarjeta gráfica con GPU GeForce RTX 20 mantendremos el trazado de rayos, una tecnología que está presente tanto en PS5 y Xbox Series X como en las tarjetas gráficas Radeon RX 6000, pero perderemos la arquitectura RDNA 2 en favor de Turing, y también la salida HDMI 2.1.

Las tarjetas gráficas con procesador GeForce RTX 30 quedan descartadas porque todas ellas son sensiblemente más potentes que la GPU de PS5 y Xbox Series X (incluso la más «modesta» GeForce RTX 3060 Ti). Y, además, su arquitectura Ampere no tiene nada que ver con RDNA 2.

Si recurrimos de nuevo a los TFLOPS como indicador de la capacidad de cálculo de operaciones FP32 en el catálogo de NVIDIA nos encaja la GeForce RTX 2080 SUPER. Sus 11,15 TFLOPS la colocan justo entre la GPU de Xbox Series X, que es algo más capaz, y la de PS5, que es un poco menos potente.

La opción perfecta para nuestro PC sería una hipotética Radeon RX 6700 XT que mantuviese la arquitectura RDNA 2 y fuese un poco menos potente que la Radeon RX 6800

La GeForce RTX 2070 SUPER se nos queda algo corta con sus 9 TFLOPS FP32, por lo que nos interesa descartarla. Sin duda la opción perfecta para nuestro PC sería una hipotética Radeon RX 6700 XT que mantuviese la arquitectura RDNA 2 y fuese un poco menos potente que la Radeon RX 6800, y, por tanto, que estuviese más pareja a la potencia de la lógica gráfica de Xbox Series X.

Es posible que incluso una también hipotética Radeon RX 6700 quedase mejor alineada con la GPU de PS5, que, como hemos visto, es algo menos potente que la de Xbox Series X. Pero, por el momento, aunque podemos estar razonablemente seguros de que estas tarjetas gráficas no tardarán en llegar, no podemos contar con ellas para nuestro PC.

Si tenemos presente todo lo que hemos expuesto hasta ahora podemos concluir que la opción más interesante para el ordenador al que estamos dando forma es la tarjeta gráfica Radeon RX 6800 de AMD. Y lo es porque, aunque es un poco más potente, comparte la arquitectura RDNA 2 de la GPU de Xbox Series X y PS5, lo que actualmente la posiciona como la lógica gráfica más parecida a la que integran estas consolas (hasta que lleguen las Radeon RX 6700 XT y RX 6700 de las que acabamos de hablar).

La memoria principal

Una de las diferencias más relevantes que existen entre un PC, Xbox Series X y PS5 consiste en que ambas consolas utilizan un mapa de memoria unificada. Esto significa, sencillamente, que la CPU y la GPU acceden a un mismo mapa de memoria compartido, mientras que, como todos sabemos, un PC incorpora una memoria principal y una VRAM localizada en la tarjeta gráfica claramente diferenciadas.

PlayStation 5 y Xbox Series X utilizan un mapa de memoria unificada con una capacidad de 16 GB GDDR6

Otra diferencia relevante es que las dos consolas incorporan memoria de tipo GDDR6, que es la que solemos encontrar en las tarjetas gráficas, mientras que la memoria principal con la que podemos equipar nuestro PC es de tipo DDR4. Por otro lado, aunque Xbox Series X y PS5 incorporan 16 GB GDDR6, la consola de Microsoft recurre a un bus de 320 bits, mientras que la de Sony utiliza uno de 256 bits.

Los componentes de PC a los que podemos acceder no nos permiten recrear una memoria unificada como la de las consolas de nueva generación, por lo que nuestra opción consiste en recurrir a módulos DDR4. No obstante, hay un abanico de memorias de este tipo muy amplio. ¿Cuál debemos escoger? La velocidad de transferencia de la memoria DDR4 es muy inferior a la de la memoria GDDR6, aunque esta desventaja del PC queda en gran medida compensada por la memoria VRAM dedicada de la tarjeta gráfica, que también es de tipo GDDR6.

Como no nos interesa que el precio de nuestro PC se dispare es razonable que lo dotemos de 16 GB DDR4 con una frecuencia de reloj efectiva de 3200 MHz, que es la frecuencia más alta soportada por la placa base sin necesidad de recurrir al overclocking. Hay módulos de memoria más rápidos, pero incrementarían sensiblemente el precio de nuestro equipo y su impacto en las prestaciones globales de la máquina sería moderado.

El almacenamiento secundario

El corazón del subsistema de almacenamiento secundario de PlayStation 5 y Xbox Series X es una unidad de estado sólido que trabaja codo con codo con una controladora de entrada/salida personalizada y con hardware de compresión dedicado que desmarca ambas soluciones de las unidades SSD que podemos instalar actualmente en un PC.

Sobre el papel las cifras de la consola de Sony son mejores que las de la propuesta de Microsoft, aunque ambas máquinas están en este terreno a años luz de PS4 y Xbox One, una mejora que ya es claramente perceptible en los primeros juegos.

Por otro lado, la unidad SSD de Xbox Series X tiene una capacidad de 1 TB, pero el espacio útil que nos queda a los usuarios para instalar juegos y otras aplicaciones se reduce a 802 GB. Las cifras de PS5 son menos generosas que las de la máquina de Microsoft. Y es que la unidad SSD de la consola de Sony tiene una capacidad de 825 GB, que en la práctica se reducen a 667,2 GB de espacio útil.

Si queremos dotar a nuestro PC de una unidad de estado sólido capaz de jugar en la misma liga del subsistema de almacenamiento secundario de las consolas de nueva generación lo ideal es que optemos por una solución con una capacidad de 1 TB e interfaz NVMe PCIe 4.0.

La placa base

La elección de este componente de nuestro PC está condicionada por estos tres factores: el microprocesador por el que nos hemos decantado, la necesidad de instalar una unidad SSD con interfaz PCI Express 4.0, y, por último, la obligatoriedad de mantener el precio bajo control.

Por esta razón la opción idónea es una placa base con chipset B550 de AMD porque es compatible con el procesador Ryzen de 3ª generación que hemos elegido, aunque también puede convivir con los nuevos Ryzen 5000. Otro punto a su favor es que es la plataforma para chips de AMD con conectividad PCIe 4.0 más económica.

Los demás componentes

Casi hemos terminado de dar forma a nuestro PC, pero aún nos quedan varios componentes en los que merece la pena que nos detengamos un momento. Xbox Series X y la versión de PlayStation 5 que cuesta 500 euros incorporan una unidad óptica capaz de leer soportes Blu-ray 4K, pero es preferible que evitemos dedicar una parte del presupuesto de nuestro PC a este componente porque es un elemento que en los ordenadores compatibles actuales suele ser prescindible. Y, además, nos interesa abaratarlo tanto como sea posible aunque perdamos la capacidad de reproducir películas en formato físico.

La fuente de alimentación tendrá una capacidad de entrega de potencia máxima de 650 vatios debido a que es la que recomienda AMD para alimentar un equipo en el que reside una tarjeta gráfica Radeon RX 6800

Por otro lado, en lo que se refiere al sonido y la conectividad de red nos conformaremos con los que integra la placa base. Una tarjeta de sonido dedicada podría tener un impacto perceptible en la calidad del audio, pero incrementaría sensiblemente el precio del PC. Además, las placas base de cierta calidad suelen incorporar un chip de sonido competente.

Por último, nuestra fuente de alimentación tendrá una capacidad de entrega de potencia máxima de 650 vatios debido a que es la que recomienda AMD para alimentar un equipo en el que reside una tarjeta gráfica Radeon RX 6800. Y la caja la resolveremos buscando una opción de cierta calidad que sea lo más económica posible.

Ha llegado la hora de hacer números: esto es lo que cuesta nuestro PC

Ya hemos perfilado con bastante precisión la configuración que tendrá nuestro PC, así que ha llegado el momento de concretar todos los componentes para poder calcular con precisión cuánto nos costaría un ordenador con una potencia equiparable a la de las consolas de nueva generación.

Como he mencionado unos párrafos más arriba, las tarjetas gráficas que con toda probabilidad nos entregarán un rendimiento parejo al de Xbox Series X y PS5 serán las muy probables Radeon RX 6700 XT, cuya potencia debería ser similar a la de la GPU de la consola de Microsoft, y Radeon RX 6700, que debería rendir como la lógica gráfica de la consola de Sony. Pero como aún no han sido presentadas oficialmente la opción RDNA 2 que tiene un precio más bajo y unas prestaciones más comedidas es la Radeon RX 6800.

En lo que se refiere a la refrigeración de la CPU como nos interesa que nuestro PC sea lo más económico posible nos quedaremos con el ventilador Wraith PRISM que nos entrega AMD junto al procesador Ryzen 7 3700X. Por supuesto, hay soluciones de refrigeración por aire de más calidad, pero incrementarían el precio del equipo sensiblemente.

Un último apunte: como vais a ver a continuación, hemos recogido los precios de PcComponentes como referencia porque es una tienda con un porfolio de productos amplio y precios bastante competitivos. Por supuesto, algunos de los componentes que hemos elegido, como la placa base, la memoria principal o la fuente de alimentación, podrían ser reemplazados por otros de características y precio similares.

Esta es la configuración exacta del PC que os proponemos con el propósito de imitar la potencia de PlayStation 5 y Xbox Series X:

  • Microprocesador AMD Ryzen 7 3700X a 3,6 GHz con 8 núcleos y 16 hilos de ejecución + ventilador Wraith PRISM (308,91 euros)
  • Tarjeta gráfica MSI AMD Radeon RX 6800 16 GB GDRR6 (599,99 euros)
  • Kingston HyperX Fury RGB 16 GB DDR4 3200 MHz PC-25600 (2 x 8 GB) CL16 (87 euros)
  • Samsung 980 Pro SSD 1 TB PCIe 4.0 NVMe M.2 (259,99 euros)
  • Placa base Gigabyte B550M S2H con chipset AMD B550 PCI Express 4.0 (79,99 euros)
  • Fuente de alimentación CoolBox DeepPower BR-650 650 W 80 Plus Bronze (43,18 euros)
  • Caja Aerocool CS-105 (30,74 euros)

El coste total de este PC sin añadir el precio del sistema operativo, el teclado y el ratón, que también los necesitaríamos, sería de 1409,80 euros. Además, las placas base con chipset B550 no suelen tener conectividad WiFi, por lo que si la queremos el precio subiría aún más. El coste del monitor no lo contemplamos porque, lógicamente, la consola también necesita que la conectemos a un televisor o un monitor.

Si AMD ya hubiese lanzado las tarjetas gráficas Radeon RX 6700 XT y 6700 podríamos recortar algo el precio del PC, pero en ningún caso lo suficiente para igualarlo a los 500 euros que Microsoft y Sony nos piden actualmente por sus Xbox Series X y PlayStation 5.

Asus ZenBook S UX393, análisis: espectacular pantalla para un ultrabook casi redondo

ASUS sigue sumando modelos de ultrabook que se convierten con facilidad en una referencia dentro del sector. El nuevo Asus ZenBook S UX393 es un firme candidato a ello gracias a una combinación asombrosa de diseño, espectacular pantalla y un teclado listo para sacarle todo el partido a los nuevos procesadores de Intel (Tiger Lake).

Ficha técnica del Asus ZenBook S UX393

CARACTERÍSTICAS
PANTALLAIPS 13.9 pulgadas 500 nits validación PANTONE y DCI-P3 100%
RESOLUCIÓN3.300 x 2.200puntos
PROCESADORIntel Core i7 de 11ª generación
MEMORIA PRINCIPALHasta 16 GB
GRÁFICOSIntel Iris Plus
ALMACENAMIENTO SECUNDARIOHasta 1 TB SSD PCIe 3.0 x4
CONECTIVIDAD2 x Thunderbolt 4 USB-C, 1 x USB 3.2 Gen 1 de tipo A y 1 x HDMI 1.4 // Lector tarjetas microSD
CONECTIVIDAD INALÁMBRICAWi-Fi 6 y Bluetooth 5.0
BATERÍA67 Wh
PESO1,35 kg

ASUS ZenBook S UX393 (11th Gen Intel)

Un Zenbook en todo su esplendor

El Asus ZenBook S UX393 es nuevo en todo. Bueno, en casi todo. El diseño, muy reconocible a estas alturas, no nos ha sorprendido. Y eso, en la gama Zenbook S, es una muy buena noticia.

El Asus ZenBook S UX393 no es un ultrabook de batir récords de escaso peso pero sí que es un modelo que no vamos a tener problemas en llevar de un lado a otro cómodamente. En la báscula marca solo 1.35 kg, con un grosor de 15.7 mm también destacable.

Está fabricado en aleación de magnesio, consiguiendo con ello ese reducido peso sin renunciar a una alta resistencia que se agradece cuando queremos llevar sin preocupación el portátil en una mochila con la que no llevaremos especial cuidado. De hecho cumple con el estándar de grado militar MIL-STD 810G.

El Asus ZenBook S UX393 ofrece un excelente equilibrio entre peso, dimensiones y acabado

En mano es un ultrabook que resulta muy compacto por el formato 3:2 de su diseño. Pocos se ven ya así en el mercado y es una lástima.

El diseño tiene acabado en negro, con el ya clásico patrón concéntrico que surge del logo de la marca y que identifica inequívocamente a los Zenbook de ASUS. El toque de exclusividad se lo proporcionan los bordes de cobre rojo cortados con diamante. Al tacto son contundentes pero muy sutiles.

Esa combinación de materiales y detalles en la fabricación es lo que eleva el precio de este ultrabook más allá del interior que proporciona. Y de su pantalla, que como veremos, es la razón de ser de este ultrabook.

Pero antes parémonos un momento a analizar la conectividad de este ultrabook, que para algunos usuarios puede resultar limitada.

En el lateral izquierdo contamos con dos puertos USB-C 3.2 (Thunderbolt 4) encargados también de la carga del equipo, un HDMI 1.4 completo y ya en el lateral derecho, una ranura para tarjetas microSD y un único puerto USB-A 3.2. Nada de puerto de auriculares, por lo que deberás usar un adaptador incluido pero que te priva de uno de los dos puertos USB-C.

Lo que me ha sorprendido del ASUS Zenbook S UX393 es la ausencia de un lector de huellas

En diseño solo tenemos que ponerle una gran pega a este ASUS: la ausencia de un lector de huellas. Ni en el teclado ni en el touchpad o el botón de inicio. Y es una lástima porque para mi es algo cada vez más determinante en un equipo portátil. En este equipo hay que conformarse con la identificación facial.

Asus Zenbook S Ux393 Review Analisis Espanol Xataka Detalle Tecla Encendido Sin Lector De HuellasEn el botón de encendido echamos mucho de menos un lector de huellas

Y precisamente pasamos a otro elemento olvidado por muchos fabricantes: la cámara web. La de este ASUS tampoco es destacable. Ofrece calidad HD algo justa y sin sistema de protección de la privacidad, otro de los elementos que poco a poco se van configurando como imprescindibles en los portátiles.

Asus Zenbook S Ux393 Review Analisis Espanol Xataka Webcam MarcosMarcos reducidos pero con una webcam mediocre

En el apartado de la conectividad inalámbrica, ASUS nos suele ofrecer buenos elementos que no faltan en este nuevo Zenbook S. Contamos con Bluetooth 5.0 y sobre todo con Wifi 6 con bastante optimización vía software.

Una de las mejores pantallas del mercado

Como hemos adelantado brevemente, la pantalla de este Asus ZenBook S UX393 es el valor diferencial de este equipo. Y lo es por muchas razones.

La pantalla del Zenbook S UX393 no ha descuidado nada: brillante, sin marcos, con gran resolución, precisión cromática, formato 4:3 y además táctil

Todas ellas son apreciables al abrir la tapa del portátil, algo que se puede realizar con un solo dedo (y que además eleva ligeramente el teclado), y el posterior encendido de la pantalla. Los reducidos marcos (ofrece una relación cuerpo/pantalla de más del 90%) refuerzan el valor de una pantalla muy llamativa y de calidad.

El ASUS Zenbook S UX393 ofrece un panel IPS de 13.9 pulgadas con resolución muy alta (3300 x 2200 píxeles para casi 290 ppp de densidad) y gran fidelidad de color. Soporta el 100% de la gama de colores DCI-P3 y el 133% de la sRGB, además de la certificación PANTONE de precisión cromática.

A estos valores técnicos hay que sumar un brillo muy alto de 500 nits que ayuda con los problemas habituales y muy molestos de los reflejos en paneles con acabado no mate. Este ASUS cumple bien en interiores pero en exteriores los reflejos son más incontrolables y molestos incluso con este brillo tan alto.

Un extra que nos pilla por sorpresa es que estamos ante un panel táctil con extrema precisión y resistencia a las huellas, a pesar de que no es un equipo con formato convertible.

Por último hay que hablar de su formato 3:2. Se trata de un aspecto ya más personal, pero si el equipo lo usas menos para contenido multimedia y más para otras labores de contenido, esa proporción de pantalla te permite disponer de más contenido en pantalla de un vistazo.

En todo caso, si le das un fuerte uso con contenido multimedia y no te importan las barras negras, el sonido acompaña mucho. Tenemos altavoces estéreo situados en la parte inferior y que quedan listos para ser disfrutados cuando abrimos la tapa, al elevarse ligeramente la parte inferior del portátil.

El sonido, potente y nítido, viene configurado por Harman/Kardon, contando además con una matriz de micrófonos para poder usar los sistemas de reconocimiento de voz tanto de Cortana como de Alexa. Los altavoces suenan fenomenal y podemos además configurarlos de manera amplia.

Tiger Lake a los mandos del nuevo Asus ZenBook S

El Asus ZenBook S UX393 llega al mercado con los Tiger Lake a los mandos. El modelo que hemos analizado cuenta con el procesador Intel Core i7-1165G7 acompañado de las gráficas integradas Iris Xe.

Este portátil está configurado con 8 GB de memoria RAM DDR4-4266 soldadas a la placa así como una unidad SSD de 1 TB (NVMe). El valor máximo de memoria RAM disponible para este modelo es de 16 GB.

Con este punto de partida, el rendimiento global del equipo es correcto para su ámbito de mercado, aunque el nuevo chip de Intel ofrece un rendimiento por debajo de los AMD Ryzen 4000 que tantas buenas noticias nos han ofrecido este año cuando han sido montados en este tipo de dispositivos.

En las pruebas realizadas con PCMark, como es habitual en nuestros test a portátiles, obtuvimos una puntuación de 4138 puntos en el test Home y de 2571 en la prueba Work. En la prueba con Cinebench R20, la puntuación rozó los 2000 puntos de manera consistente.

Si pasamos al apartado gráfico, con las Iris Xe a los mandos, los resultados demuestran el buen paso adelante en gráficos integrados de este generación. Para este tipo de dispositivos son una excelente noticia.

En nuestras pruebas con 3DMark obtuvimos cifras de 4752 puntos en Fire Strike y de algo mas de 15000 puntos en Night Ride. En cuanto a la unidad SSD, sus cifras son correctas 1600 MB/s y 1700 MB/s de lectura y escritura respectivamente) pero no entre las mejores del mercado en este tipo de dispositivos.

Si bien a nivel de rendimiento no hay muchas pegas que poner a este equipo, cómo trata con el calor es otra cosa. Cuando le exigimos bastante el equipo sube de temperatura rápidamente, especialmente en la zona de la pantalla, por donde se produce toda la extracción del aire.

Sin embargo, en el tipo de trabajo habitual en este equipo, el calor generado no es ningún problema, como tampoco lo es el ruido en funcionamiento. El ventilador apenas se pone en marcha en tareas que no sean jugar y similares.

Alguno de esos aspectos relacionados con el ruido en funcionamiento o el calor generado los podemos gestionar desde la app MyASUS, que ofrece bastante información y control del funcionamiento del equipo bajo Windows 10 Home. Entre lo más destacado hay que mencionar los tres perfiles de funcionamiento para controlar el ruido de los ventiladores (y con ello, lógicamente, el rendimiento del portátil).

Casi una jornada laboral de autonomía

El Asus ZenBook S UX393 viene con batería con capacidad de 67 Wh, una cifra considerable, así como cargador de serie de tipo USB-C y 65 W.

ASUS ha conseguido en este apartado una buena ejecución, algo no muy sencillo por la resolución y brillo de la pantalla. De hecho, el brillo de la pantalla es el punto más crítico para la autonomía.

Con una pantalla tan exigente, la autonomía de unas 7 horas la consideramos como un buen punto si podemos combinarla con una carga rápida de nivel

En nuestras pruebas con un uso mixto muy centrado en tareas de navegación web, redes sociales y ofimática, siempre con la conectividad Wifi funcionando y con el brillo algo por debajo del 50%, hemos promediado entre 6-7.5 horas de batería, una cifra que se queda algo justa para optar por el equipo como elemento laboral sin respaldo de batería. Si optamos solo por consumir contenido, esa autonomía se puede estirar al menos 2-3 horas extra.

El cargador de serie, de 65 W, es compacto y potencia la carga rápida del portátil, alcanzando en una media hora la mitad de la carga de la batería. Para la otra mitad ya hay que esperar otra hora y media.

Excelente teclado y touchpad

Si tienes pensado usar mucho el Zenbook S UX393 para trabajar y ello implica un uso intensivo del teclado, este modelo de ASUS te da otra excelente noticia.

Su teclado, completo y que abarca de lado a lado, es muy cómodo y preciso. El recorrido de las teclas es algo corto (1.3 mm) pero es fácil acostumbrarse y acabas pronto enamorado del nulo ruido de funcionamiento y la precisión que consigues al instante. Y todo sin cansancio alguno por muchas horas que estés dándole a la tecla.

Siendo un equipo compacto nos encontramos irremisiblemente con teclas de dirección de muy reducidas dimensiones así como teclas de función también en formato más inusual. Pero no resulta nada crítico para la experiencia global con este equipo.

El teclado es retroiluminado. Hay tres niveles de intensidad activables manualmente, no de manera automática. Por el tono oscuro de la carcasa y el sutil dorado de la serigrafía de las teclas, la visibilidad del teclado por la noche es muy bueno y cómodo, contando cada tecla con su sistema de iluminación.

Ocupando buena parte del espacio disponible, diría que lo máximo posible, tenemos el touchpad. Su formato sí es panorámico, lo que se agradece para tener más área de movimiento. Es de cristal.

El funcionamiento es preciso, rápido y fiable, con un clic físico bastante sutil. Como es marca de la casa, el touchpad actúa como teclado numérico cuando lo necesitamos. Basta con pulsar el botón correspondiente en la esquina superior derecha del mismo.

Asus ZenBook S UX393, la opinión y nota de Xataka

Pese a no optar por el formato convertible de otros Zenbook S, el nuevo UX393 de ASUS ha demostrado que no necesita malabares en el diseño para optar a ser uno de los ultrabooks de referencia a partir de ahora.

Pese a que los Intel Core de nueva generación están unos pasos atrás respecto a los correspondientes AMD, este ASUS Zenbook S UX393 ha demostrado sacar un buen partido general a su configuración como ultrabook. Lo consigue con una combinación muy acertada de diseño compacto y resistente, pantalla extraordinaria con un práctico formato 4:3 y otros valores secundarios que respaldan al conjunto, como el rápido y cómodo teclado o la correcta batería con carga rápida.

Diseño9,25

Pantalla9,5

Rendimiento8,5

Teclado/trackpad9,25

Software8,75

Autonomía9

A favor

  • Calidad de la pantalla
  • Diseño compacto, ligero y resistente
  • Excelente teclado y touchpad

En contra

  • Conectividad algo limitada y sin lector de huellas
  • Autonomía justa para un ultrabook de nivel
  • Pocas opciones de configuración

ASUS ZenBook S UX393 (11th Gen Intel)

PVP en ASUS 1.599€

El ordenador ha sido cedido para la prueba por parte de ASUS. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

NUEVO NB LN ThinkBook 14-IML 10P

Serie ThinkBook

Creadas para la empresa. Diseñadas para ti.

Estas laptops facilitan la tarea de hacer negocios con estilo. Desde opciones que te mantienen en funcionamiento sin pausa, hasta la seguridad que funciona entre bastidores. Y eso no es todo: las laptops ThinkBook cuentan con funciones de entretenimiento increíbles. Y también son llamativas.

Esp. Técnicas

 Estos son posibles componentes y cualidades de este producto. Los mismos no son de carácter contractual y varían según el modelo elegido.

Procesador (opcionales)             

Intel® Core™ i3-10110U, Intel® Core™ i5-10210U, Intel® Core™ i7-10510U, Intel® Core™ i7-10710U

Sistema operativo (opcionales)

Windows 10 Pro – Lenovo recomienda Windows 10 Pro para empresas

Windows 10 Home

Pantalla (opcionales)    

De 14″ (356mm) FHD (1920×1080), antirreflejos, TN, 220 nits, De 14” (356mm) FHD (1920×1080), antirreflejos, IPS, 250 nits

Tarjeta gráfica (opcionales)       

Tarjeta gráfica Intel® UHD, AMD Radeon™ 625

Memoria (opcionales)  

24GB máx / 2666MHz DDR4, 4GB o 8GB soldada a la placa del sistema, 1 zócalo DDR4 SO-DIMM

Almacenamiento (opcionales)  

HDD de hasta 2 TB, SSD PCIe M.2 de hasta 1 TB

Opcional: Memoria Intel® Optane H10 + SSD de 512 GB

Opcional: Memoria Intel® Optane M15 de 16 GB

Opcional: Unidad dual (SSD PCIe M.2 + HDD)

Batería (opcionales)      

Batería de hasta 9 horas* (45 Wh), con tecnología Rapid Charge

Batería de hasta 12 horas* (57 Wh), con adaptador tipo C de 95 W (no incluido, se vende por separado) y tecnología Rapid Charge

* Según las pruebas MobileMark 2014. La duración de la batería varía considerablemente en función de la configuración, el uso y otros factores.

Sonido Altavoces estéreo con Dolby® Audio™

Micrófono de doble matriz certificado para Skype Empresarial

Puertos/ranuras (algunos pueden variar y ser opcionales según el modelo)        

USB 3.1 de 2da generación plenamente funcional tipo C (USB + DisplayPort + suministro de alimentación) USB 3.1 tipo C de 1era generación, USB 3.1 tipo A de 1era generación (con conectividad siempre activa) USB 3.1 tipo A de 1era generación, USB 2.0 tipo A oculto, HDMI

Lector de tarjetas 4 en 1 (SD, SDHC, SDXC, MMC) Toma combinada para auriculares y micrófono

RJ-45 Alimentación de CC

Conectividad (opcionales)          

Wifi 6 2x2AX con Bluetooth® 5

Wifi 5 2x2AC con Bluetooth® 5

Wifi 5 1x1AC con Bluetooth® 5

Dimensiones     326 mm x 230 mm x 17,9 mm

Peso      A partir de 1,5 kg

Teclado

Retroiluminación opcional

Resistente a salpicaduras

Panel táctil de una sola pieza

Seguridad (algunas pueden ser opcionales)        

Cubierta de cámara ThinkShutter

Opcional: lector de huellas en el botón de encendido

TPM 2.0 (firmware)

Color    

Gris mineral

Características

Las características de cada producto pueden variar según el país de adquisición del mismo, por lo que la siguiente descripción no debe ser interpretada como un compromiso contractual. Te invitamos a revisar las características específicas para cada producto antes de realizar la compra online en la sección ‘Ver Modelos’ de esta misma página, o con un asesor de ventas si es en una tienda física.

El rendimiento que te lleva más lejos

La ThinkBook 14 está diseñada para quienes viajan, tiene solo 17,9 mm (0,7″) de grosor, así que llevarla en la mochila o bajo el brazo resulta muy fácil. Este portátil empresarial de 14”, equipada con procesadores hasta Intel® Core™ i7 de hasta la 10ma generación con hasta Windows 10 Pro te permite abordar cualquier tarea, en cualquier lugar (estas características son opcionales y pueden variar según el modelo, revisa la configuración de tu equipo antes de la compra).

Todo depende de tus conexiones

La ThinkPad 14 está repleta de puertos, como el USB 3.1 con una función siempre activa para que puedas cargar el resto de tus dispositivos aunque tu laptop esté apagada. Además, el compartimento para el USB 2.0 incluido puede almacenar de forma práctica un dongle para mouse inalámbrico (no incluido, se vende por separado). Y si necesitas Internet aún más rápida, puedes elegir la opción con wi-fi 6 (no disponible en todos los modelos).

El primer PC de Huawei llega con AMD Ryzen 4000, monitor y teclado inalámbrico conectado con el móvil

  •  

ENRIQUE PÉREZ@Lyzanor

Huawei busca nuevos horizontes. Estos días ha presentado oficialmente su primer PC, el nuevo Huawei MateStation B515. Después de varios años de experiencia con los portátiles MateBook, el fabricante chino desembarca tímidamente en el sector de escritorio con un ordenador bastante compacto y donde se aprecia el toque de la marca.

Pese a que a mediados de julio se anticipó que Huawei trabajaba en un PC con chip propio Kunpeng 920 de 7 nanómetros basado en ARM, este B515 llega con una configuración diferente. Lo hace apostando por los Ryzen 5 4600 G y Ryzen 7 4700 G, dos APUs consolidadas, con las que Huawei se asegura buen rendimiento y compatibilidad.

Huawei elige AMD para su primer PC «todo en uno»

El nuevo MateStation B515 es un ordenador compacto, con una carcasa en color negro con el símbolo de Huawei en la parte superior. Tenemos una altura de 29,3 centímetros, un ancho de unos 9 centímetros y una profundidad de 31,5 centímetros.

En el interior encontramos, además de las AMD Ryzen 4000, entre 8 y 16 GB de memoria RAM DDR4 a 3200 MHz junto a discos duros de 256 o 512 GB SSD y un 1 TB SATA HDD adicional.

A nivel de conexiones, el Huawei MateStation B515 llega con varios USB 3.0 y USB C, un puerto HDMI, dos puertos Ethernet y conexión VGA. Cuenta con conexión Bluetooth 5.0, WiFi 5 y un fuente de alimentación de 300W.

Pero la estación de trabajo no llega sola. La torre llega junto a un monitor y teclado para intentar equipararse a los ‘todo en uno’. Tenemos un monitor IPS de 23,8 pulgadas con resolución FullHD con 1.920 x 1.080 píxeles en un ratio 16:9, un contraste 1000:1 y un ángulo de visión de 178 grados. Huawei asegura que su ratio de pantalla alcanza el 90%, aunque en comparación con los portátiles de la misma marca, los bordes son ligeramente más gruesos.

También se incorpora un teclado inalámbrico que cuenta con lector de huellas, teclas con recorrido de 2,5 mm y funcionamiento tipo tijera. Este teclado viene además con NFC para poder comunicarse con los móviles o tablets de Huawei y poder sincronizarse rápidamente a través de Huawei Share.

El Huawei MateStation B515 viene equipado con Windows 10 Pro, aunque por el momento únicamente está reservado para el mundo profesional de China. Según describe Gizchina, el precio oficial estará entre 4.999 y 8.999 Yuan, entre unos 640 y 1.150 euros, en función de la configuración.

Más información | Huawei

Lenovo ThinkPad X1 Fold: el primer portátil con pantalla flexible de la historia llega decidido a romper esquemas por su versatilidad

JUAN CARLOS LÓPEZ@juanklore

Este ordenador portátil es muy innovador. Tanto como para iniciar por sí solo una nueva categoría de equipos, y todo se lo debe a su pantalla OLED flexible. Gracias a ella podemos utilizarlo como un portátil tradicional, pero también como un tablet. O como un e-book. O como un monitor. Sus posibilidades son, sobre el papel, muy amplias.

No cabe duda de que poner a punto una propuesta como esta debe haber obligado a los ingenieros de Lenovo a agudizar su ingenio al máximo porque, además del reto que representa el diseño de la bisagra, es necesario contar con una interfaz que sea capaz de resolver correctamente todos los escenarios de uso en los que este equipo pretende ser utilizado. Sin duda, merece la pena que le echemos un vistazo con más detalle.

El siguiente vídeo lo grabamos hace unos meses durante una demostración del nuevo ThinkPad en un evento de Lenovo. El X1 Fold que estamos utilizando en él era un prototipo:

Lenovo ThinkPad X1 Fold: especificaciones técnicas

En la pantalla OLED flexible que incorpora este equipo indagaremos con cierta profundidad en la siguiente sección del artículo, por lo que ahora nos fijaremos en sus otras características, que también son interesantes. La CPU por la que se ha decantado Lenovo es un chip Intel Core con tecnología híbrida, un procesador que se caracteriza por tener un empaquetado un 56% más compacto que el utilizado por los chips tradicionales de Intel para ordenadores portátiles.

La CPU de este equipo es un chip Intel Core con tecnología híbrida, un procesador que se caracteriza por tener un empaquetado un 56% más compacto

La memoria principal en la que se apoya son 8 GB LPDDR4x a una frecuencia de reloj de 4.267 MHz, y la lógica gráfica es la Intel UHD de 11ª generación integrada en el procesador Intel Core con tecnología híbrida. Por otro lado, para resolver el almacenamiento secundario Lenovo ha apostado por una unidad de estado sólido con una capacidad de 1 TB e interfaz NVMe M.2.

En un equipo con una vocación tan polivalente como la de este ThinkPad X1 Fold es importante cuidar el sonido, y Lenovo parece haberlo hecho porque es capaz de procesar audio Dolby Atmos. Por último, en lo que se refiere a la conectividad incorpora WiFi 65G y Bluetooth 5.1, lo que refleja que la marca china ha mimado las prestaciones de esta propuesta en este terreno para hacer posible una conectividad con un rendimiento importante en cualquier escenario de uso.

LENOVO THINKPAD X1 FOLDCARACTERÍSTICAS
PANTALLAOLED flexible táctil 4:3 de 13,3 pulgadas QXGA (2.048 x 1.536 puntos), 300 nits y cobertura del 95% del espacio de color DCI-P3
MICROPROCESADORIntel Core con tecnología Intel Hybrid
MEMORIA PRINCIPAL8 GB LPDDR4X a 4.267 MHz
GRÁFICOSIntel UHD de 11ª generación
ALMACENAMIENTO SECUNDARIOSSD hasta 1 TB NVMe M.2
SONIDODolby Atmos
CÁMARA5 megapíxeles RGB + IR
SISTEMA OPERATIVOWindows 10 Pro
CONECTIVIDAD1 x USB tipo C Gen 1, 1 x USB tipo C Gen 2 y 1 x tarjeta SIM
CONECTIVIDAD INALÁMBRICAWiFi 6, 5G y Bluetooth 5.1
BATERÍA50 Whr
DIMENSIONESDesplegado: 299,4 x 236 x 11,5 mm
Plegado: 158,2 x 236 x 27,8 mm
PESO999 g
PRECIODesde 3.999 euros

Lenovo ThinkPad X1 Fold con pantalla OLED plegable de 13,3 pulgadas

Su pantalla OLED plegable da inicio a una nueva categoría de portátiles

La pantalla OLED es el auténtico corazón de este equipo. No solo se desmarca por recurrir a un panel orgánico, sino también por su relación de aspecto 4:3, un formato que, según Lenovo, mejora la experiencia de uso en algunos escenarios, como son la navegación en Internet o la creación de contenidos. Además, este panel orgánico consigue entregar 300 nits de brillo y cubre el 95% del espacio de color DCI-P3, una cifra que no está nada mal.

La interfaz de este ThinkPad X1 Fold se adapta al formato en el que lo utilizamos en un instante determinado, por lo que no será la misma cuando lo combinemos con el lápiz óptico, con el teclado en pantalla o con un teclado físico. Esperamos tener la oportunidad de probarlo a fondo para comprobar con qué eficacia resuelve la interfaz de Windows 10 Pro estos escenarios de uso tan variados.

Al igual que en los smartphones que incorporan una pantalla OLED flexible, uno de los componentes más importantes de este equipo es la bisagra que nos permite plegarlo y desplegarlo para adaptarlo a nuestras necesidades en un instante determinado. De ella depende en cierta medida la fiabilidad y la vida útil del equipo. Cuando está plegado este ordenador portátil mide solo 158,2 x 236 x 27,8 mm.

Lenovo ThinkPad X1 Fold: precio y disponibilidad

Lenovo ha confirmado que este original equipo ya se puede comprar para recibirlo en pocas semanas, y está disponible a partir de 3.999 euros (4.199 euros con el módulo 5G).

Lenovo ThinkPad X1 Fold con pantalla OLED plegable de 13,3 pulgadas

AMD Ryzen 9 5950X, 5900X, 5800X y 5600X, análisis: así rinden los procesadores con los que AMD ha puesto contra las cuerdas a Intel

AMD está atravesando una etapa dulce. Los primeros procesadores Ryzen con microarquitectura Zen llegaron a principios de 2017, y lo hicieron apostando sus bazas a una sola carta: el rendimiento por núcleo. Esa ruptura tan contundente con sus anteriores microarquitecturas conllevaba riesgos, pero salió bien y permitió a esta compañía volver a competir con Intel de tú a tú.

Michael Clark, Jim Keller y Suzanne Plummer son tres de los artífices de la microarquitectura Zen original, un desarrollo que ha demostrado estar lo suficientemente inspirado para traernos hasta aquí. Al fin y al cabo la microarquitectura Zen 3 implementada en los procesadores Ryzen 5000 que vamos a analizar en este artículo es el resultado del refinamiento de la microarquitectura Zen original en la que los ingenieros de AMD empezaron a trabajar en el ya algo lejano 2012.

La microarquitectura Zen 3 es el resultado del refinamiento de la microarquitectura Zen original en la que los ingenieros de AMD empezaron a trabajar en el ya algo lejano 2012

Zen ocupa en la estrategia de AMD un lugar equiparable al que la microarquitectura P6 (Banias) sostuvo en su momento en la agenda de Intel: un pilar sobre el que afianzar varias generaciones de microprocesadores.

Banias llegó en 2003 y su huella todavía perdura en los actuales procesadores Intel Core, pero Zen es una propuesta joven que aún parece tener mucho que decir siempre y cuando, eso sí, los nuevos Ryzen 5000 estén a la altura. El propósito de este artículo es averiguar si por fin AMD ha conseguido lo que Lisa Su nos prometió hace varias semanas: doblegar a Intel en todos los escenarios de uso.

AMD Ryzen 9 5950X, 5900X, 5800X y 5600X: especificaciones técnicas

AMD no da puntada sin hilo. Los cuatro microprocesadores Ryzen 5000 que dio a conocer a principios del pasado mes de octubre cubren un abanico de escenarios de uso amplio que se extiende desde las soluciones para entusiastas que persiguen obtener el máximo rendimiento posible hasta las propuestas que se desmarcan con una relación rendimiento/coste interesante. A la primera categoría pertenecen los Ryzen 9 5950X y 5900X, y a la segunda los Ryzen 7 5800X y Ryzen 5 5600X.

Los Ryzen 9 5950X y 5900X incorporan tres ‘chiplets’, mientras que los Ryzen 7 5800X y Ryzen 5 5600X distribuyen su lógica en dos ‘chiplets’

Estos son, precisamente, los cuatro microprocesadores que hemos analizado durante la preparación de este artículo, y todos ellos se erigenn sobre los mismos cimientos: la microarquitectura Zen 3 y la fotolitografía FinFET de 7 nm que ha puesto a punto el fabricante taiwanés de semiconductores TSMC, que es muy similar a la utilizada en los Ryzen 3000 con microarquitectura Zen 2. Un detalle interesante: los Ryzen 9 5950X y 5900X incorporan tres chiplets, mientras que los Ryzen 7 5800X y Ryzen 5 5600X distribuyen su lógica en dos chiplets.

En la imagen que publicamos justo encima de estas líneas podemos ver cómo es uno de los nuevos Ryzen 9 cuando retiramos el disipador que recubre la placa de circuito impreso sobre la que están implantados los chiplets, que no son otra cosa que cada uno de los circuitos integrados que aglutinan una parte de la lógica de la CPU. Hay dos tipos de chiplets: IOD (Input Output Die) y CCD (Core Complex Die). Los dos Ryzen 9 tienen dos CCD y un IOD, y los nuevos Ryzen 7 y 5 incorporan un CCD y un IOD.

Hay dos tipos de ‘chiplets’: IOD (‘Input Output Die’) y CCD (‘Core Complex Die’). Los dos Ryzen 9 tienen dos CCD y un IOD, y los nuevos Ryzen 7 y 5 incorporan un CCD y un IOD

Los CCD incorporan los núcleos y el subsistema de memoria caché, entre otros elementos esenciales de la CPU, mientras que el IOD contiene la lógica de acceso a la memoria principal y se encarga de la interconexión de los CCD y de la comunicación con el chipset de la placa base. En los microprocesadores Ryzen 5000 los CCD se fabrican utilizando fotolitografía FinFET de 7 nm, pero el IOD se produce mediante tecnología de integración de 12 nm. En la siguiente tabla podéis ver las especificaciones detalladas de los nuevos microprocesadores de AMD.

RYZEN 9 5950XRYZEN 9 5900XRYZEN 7 5800XRYZEN 5 5600X
MICROARQUITECTURAZen 3Zen 3Zen 3Zen 3
FOTOLITOGRAFÍATSMC 7 nm FinFETTSMC 7 nm FinFETTSMC 7 nm FinFETTSMC 7 nm FinFET
NÚCLEOS161286
HILOS DE EJECUCIÓN32241612
FRECUENCIA DE RELOJ BASE3,4 GHz3,7 GHz3,8 GHz3,7 GHz
FRECUENCIA DE RELOJ MÁXIMA4,9 GHz4,8 GHz4,7 GHz4,6 GHz
CACHÉ L28 MB6 MB4 MB3 MB
CACHÉ L364 MB64 MB32 MB32 MB
ZÓCALOAM4AM4AM4AM4
PCI EXPRESS4.04.04.04.0
TDP105 vatios105 vatios105 vatios65 vatios
VELOCIDAD MÁXIMA DE LA MEMORIA3.200 MHz3.200 MHz3.200 MHz3.200 MHz
CHIPLETS2 x CCD
1 x IOD
2 x CCD
1 x IOD
1 x CCD
1 x IOD
1 x CCD
1 x IOD
     

La microarquitectura Zen 3, a fondo

La primera diapositiva en la que merece la pena que nos detengamos refleja con claridad lo diferente que es la estructura de los CCD utilizados por los Ryzen con microarquitectura Zen 2 y Zen 3. Cada conjunto de cuatro núcleos en los procesadores Ryzen 3000 tiene acceso a una memoria caché compartida de nivel 3 con una capacidad de 16 MB, mientras que cada conjunto de ocho núcleos en los nuevos Ryzen 5000 accede a una caché de nivel 3 unificada de 32 MB.

Según AMD este cambio de estrategia tiene un impacto perceptible en el rendimiento de la CPU debido a que cada uno de los núcleos en Zen 3 tiene acceso a una memoria caché de nivel 3 con el doble de capacidad que en Zen 2. El tamaño total de la caché L3 de cada CCD es el mismo en Zen 2 y Zen 3, pero esta última microarquitectura consigue optimizar el aprovechamiento de este subnivel de caché al permitir que cada uno de los núcleos «vea» toda la memoria L3.

AMD también asegura que esta estrategia les ha permitido reducir la latencia derivada del acceso de los núcleos a esta caché, lo que según esta compañía tiene un impacto positivo en el rendimiento de sus nuevas CPU con videojuegos (y posiblemente también lo tendrá al procesar aplicaciones de creación de contenidos).

Todos los núcleos de los procesadores Ryzen 5000 implementan la tecnología SMT (Simultaneous MultiThreading), por lo que cada uno de ellos es capaz de procesar simultáneamente dos hilos de ejecución (threads). Además, AMD asegura haber mejorado su algoritmo de predicción de bifurcaciones del código, y sus nuevos microprocesadores son capaces de decodificar cuatro instrucciones por ciclo de reloj y de llevar a cabo tres operaciones de acceso a memoria durante cada uno de los ciclos de la señal de reloj.

En la siguiente diapositiva podemos ver que los ingenieros de AMD han refinado el cauce de ejecución de instrucciones, que en Zen 3 es ligeramente diferente al de los procesadores con microarquitectura Zen 2. Entre otras mejoras han conseguido invertir menos tiempo en la recuperación de una predicción fallida de una bifurcación del código; han optimizado la secuenciación de las microinstrucciones que conlleva la ejecución de cada instrucción; han reducido la latencia asociada a algunas operaciones en coma flotante y con enteros, y también han mejorado la detección de las dependencias existentes entre varias posiciones de memoria.

Las modificaciones que los ingenieros de AMD han introducido en el cauce de ejecución persiguen un objetivo bastante ambicioso: incrementar un 19% el número de instrucciones que los nuevos Ryzen 5000 consiguen ejecutar en cada ciclo de la señal de reloj. En las dos siguientes secciones de este análisis comprobaremos cómo han rendido estos procesadores en nuestro banco de pruebas, por lo que muy pronto averiguaremos si su rendimiento está a la altura de lo que nos promete AMD.

El front end tiene una responsabilidad diferente a la del back end o motor de ejecución. A muy grandes rasgos y sin entrar en detalles complicados este último se encarga de ejecutar las instrucciones, mientras que el front end se responsabiliza de recogerlas desde la memoria principal o la caché y de decodificarlas para que posteriormente puedan ser procesadas por el motor de ejecución.

El ‘front end’ de Zen 3 conmuta con más rapidez entre las cachés de microoperaciones e instrucciones y se recupera en menos tiempo de las predicciones de bifurcaciones fallidas

Además de predecir con más eficacia las bifurcaciones del código, el front end de Zen 3 conmuta con más rapidez entre las cachés de microoperaciones e instrucciones, y, como hemos visto unos párrafos más arriba, se recupera en menos tiempo de las predicciones de bifurcaciones fallidas.

Las mejoras de la lógica de predicción de bifurcaciones del código de las que hemos hablado contribuyen a optimizar el proceso de precarga en el registro de instrucción de la siguiente instrucción que va a ser ejecutada, y también, por tanto, su decodificación, pero hay otra mejora relevante en el front end que también nos interesa conocer: la caché de nivel 1 encargada de almacenar las instrucciones también ha sido refinada para optimizar la precarga e incrementar la tasa de aciertos de esta memoria intermedia.

Las novedades que introduce Zen 3 no involucran únicamente al front end; el motor de ejecución, o back endtambién ha sido refinado por los ingenieros de AMD en esta microarquitectura. Una de las mejoras más relevantes consiste en que cada uno de los cuatro planificadores de la unidad de números enteros expide hacia dos unidades de ejecución, lo que, según AMD, contribuye a incrementar la eficiencia de las operaciones con enteros. Por otro lado, cada uno de los dos planificadores de la unidad de coma flotante expide hacia tres unidades de ejecución.

Cada uno de los ocho núcleos activos que puede incorporar como máximo un chiplet CCD de los procesadores Ryzen 5000 integra una caché de nivel 1 de 64 KB (32 KB para instrucciones y 32 KB para datos), y también una memoria caché de nivel 2 con una capacidad de 512 KB en la que se almacenan tanto datos como instrucciones. El siguiente subnivel es una caché compartida de nivel 3 con una capacidad de 32 MB que está colocada junto a los núcleos en el chiplet.

En Zen 3 cada uno de los núcleos integra una caché de nivel 1 de 64 KB (32 KB para instrucciones y 32 KB para datos), y también una memoria caché de nivel 2 con una capacidad de 512 KB

Esta estrategia permite que cada núcleo tenga acceso a toda la caché L3 unificada, lo que, en teoría, debería reducir el número de fallos de caché. Como hemos visto, los procesadores Ryzen 9 5950X y 5900X incorporan dos chiplets CCD, cada uno con su propia caché L3, por lo que la capacidad global de esta memoria en cada CPU asciende a 64 MB.

Pruebas de rendimiento: AMD ha logrado imponerse en monohilo y multihilo

La configuración de la plataforma de pruebas que hemos utilizado para evaluar el rendimiento de los microprocesadores Ryzen 5000 de AMD es la siguiente: dos módulos de memoria Corsair Dominator Platinum DDR4-3600 con una capacidad conjunta de 16 GB y una latencia de 18-19-19-39; una placa base ASUS ROG Crosshair VIII Hero con chipset AMD X570; una tarjeta gráfica AMD Radeon RX 6800 XT con 16 GB GDDR6; una unidad SSD Samsung 970 EVO Plus con interfaz NVMe M.2 y una capacidad de 500 GB; un sistema de refrigeración por aire para la CPU Corsair A500 con ventilador de rodamientos por levitación magnética y una fuente de alimentación modular Corsair RM 750x.

También hemos utilizado como referencia un microprocesador Intel Core i9-10900K con 10 núcleos, 20 hilos de ejecución (threads) y una frecuencia de reloj máxima de 5,30 GHz. Hemos puesto a prueba esta CPU exactamente con los mismos componentes que hemos utilizado para evaluar el rendimiento de los Ryzen 5000, con la única excepción de la placa base, que esta ocasión ha sido una Gigabyte Z490 AORUS Master con chipset Intel Z490. Este procesador de Intel rivaliza por su precio con el Ryzen 9 5900X de AMD, aunque el Core i9 tiene dos núcleos menos.

El procesador de Intel que hemos utilizado en las pruebas, un Core i9-10900K, rivaliza por su precio con el Ryzen 9 5900X de AMD, aunque el Core i9 tiene dos núcleos menos

El monitor que hemos utilizado en las pruebas es un ROG Strix XG27UQ de ASUS equipado con un panel LCD IPS de 27 pulgadas con resolución 4K UHD y capaz de trabajar a una frecuencia de refresco máxima de 144 Hz. Las pruebas gráficas las hemos ejecutado con la máxima calidad implementada en cada juego o test y habilitando la API DirectX 12 en aquellos títulos en los que está disponible. Y, por último, las herramientas que hemos utilizado para recoger los datos son OCAT, de AMD, y FRAPS. Ambas están disponibles gratuitamente.

PCMark 10 es una herramienta muy útil para evaluar el rendimiento de un procesador cuando se enfrenta a aplicaciones de productividad y creación de contenidos. En este test, como podemos ver en la primera gráfica, los microprocesadores Ryzen 5000 han superado con claridad al Core i9-10900K. Pero no solo lo han batido los dos Ryzen 9; incluso el mucho más modesto Ryzen 5 5600X lo ha superado en todos los escenarios de uso que define esta prueba.Cinebench R20 nos ofrece información muy interesante. En el escenario de prueba multihilo los Ryzen 9 5950X y 5900X se imponen con una claridad insultante a los otros tres microprocesadores, pero es sorprendente comprobar cómo el Ryzen 7 5800X alcanza un rendimiento cercano al del Core i9-10900K. En el escenario de prueba monohilo el resultado que hemos obtenido es incluso más sorprendente debido a que todos los procesadores Ryzen 5000 han superado con claridad al Core i9-10900K. Incluso el mucho más modesto Ryzen 5 5600X.

Cinebench R23 consolida las conclusiones a las que hemos llegado en la prueba anterior. En el escenario de test multihilo los dos procesadores Ryzen 9 se imponen con una claridad absoluta, y, de nuevo, el Ryzen 7 5800X casi consigue igualar al Core i9-10900K. Y en el escenario monohilo una vez más todos los procesadores Ryzen 5000 doblegan al Core i9-10900K, incluido el mucho más económico Ryzen 5 5600X.

Corona 1.3 es una prueba muy útil para evaluar el rendimiento global de un microprocesador bajo estrés intenso debido a que lo somete al renderizado de una imagen mediante trazado de rayos sin que medie el hardware dedicado de la GPU. Una CPU es más potente a medida que invierte menos tiempo en este test. El mejor resultado lo ha arrojado el Ryzen 9 5950X, seguido a cierta distancia por el Ryzen 9 5900X, y, de nuevo, a cierta distancia de este se ha posicionado el Core i9-10900K. El número de núcleos de cada CPU condiciona de forma clara el tiempo que invierten en resolver esta prueba.

Al igual que Cinebench, Geekbench 5 define dos escenarios de prueba (monohilo y multihilo), y, una vez más, los Ryzen 5000 salen muy bien parados de otro test. En multihilo los dos Ryzen 9 se imponen con claridad, y el Ryzen 7 5800X se acerca mucho al Core i9-10900K. En monohilo, tal y como ha sucedido en Cinebench, todos los procesadores Ryzen 5000 se imponen con rotundidad al chip de Intel.

Octane 2.0 es un test desarrollado en JavaScript que resulta muy útil para evaluar la capacidad de cálculo de un microprocesador. Esta prueba define un número elevado de escenarios de análisis, y en todos ellos los Ryzen 5000 han aventajado con claridad al Core i9-10900K. Incluido el Ryzen 5 5600X, que es la CPU más económica de todas las que hemos puesto a prueba en este artículo.

Los nuevos Ryzen 5000 despuntan como los procesadores más rápidos con juegos

Como hemos visto unos párrafos más arriba, la tarjeta gráfica que trabaja codo con codo con los microprocesadores que hemos puesto a prueba en este análisis es una Radeon RX 6800 XT de AMD. En la categoría CPU Score del test Time Spy de 3DMark el vencedor con cierta claridad ha sido el Core i9-10900K de Intel. Probablemente la frecuencia de reloj máxima de 5,3 GHz a la que es capaz de trabajar esta CPU le ha dado cierta ventaja frente a los 4,9 GHz máximos alcanzados por el procesador Ryzen 9 5950X, que es el chip de AMD que consigue alcanzar una frecuencia de reloj más alta bajo estrés.

En ‘Wolfenstein: Youngblood’ la diferencia de rendimiento entre los cinco microprocesadores está muy ajustada, pero la victoria se la llevan los cuatro Ryzen 5000 porque han ayudado a la tarjeta gráfica a alcanzar cadencias de fotogramas sensiblemente más altas que las arrojadas por el Core i9, sobre todo a 1080p y 1440p. A 2160p los cinco procesadores están esencialmente empatados, aunque si hilamos fino a esta resolución también son ligerísimamente superiores los Ryzen 5000.

En ‘Doom Eternal’ la victoria se la llevan, una vez más, los Ryzen 5000. A 1080p la cadencia de imágenes más alta la arroja el Ryzen 9 5900X. El otro Ryzen 9, el 5950X, le pisa los talones, y detrás de este último y empatados se posicionan el Core i9-10900K y el Ryzen 7 5800X. A 1440p y 2160p, como podéis ver en la gráfica, todos los Ryzen 5000 superan al Core i9.

En ‘Control’ y con el trazado de rayos activado el panorama es más variopinto, aunque las diferencias entre unos procesadores y otros son mínimas. A 1080p la mayor cadencia de imágenes la arroja el Ryzen 9 5900X, pero el Core i9-10900K y el Ryzen 5 5600X le pisan los talones. A 1440p la CPU más rápida en este juego es el Core i9-10900K, pero los Ryzen 5000 están literalmente pegados a ella. Y, por último, a 2160p, aunque de nuevo la igualdad es máxima, las mayores cadencias las arrojan el Ryzen 9 5900X y el Ryzen 7 5800X.

En ‘Final Fantasy XV’ los Ryzen 5000 han conseguido imponerse, especialmente a 1080p y 1440p. A estas dos resoluciones los cuatro procesadores de AMD han arrojado cadencias superiores a las del Core i9 de Intel. A 2160p esta última CPU ha superado tímidamente al Ryzen 9 5900X y al Ryzen 5 5600X, pero desde una perspectiva global los procesadores de AMD se han consolidado como los más rápidos en este juego, especialmente el Ryzen 9 5950X y el Ryzen 7 5800X.

Además de los nuevos Ryzen 5000, AMD nos ha hecho llegar su tarjeta gráfica Radeon RX 6800 XT, por lo que hemos aprovechado que teníamos estos componentes para poner a prueba una prestación de las nuevas tarjetas gráficas de esta marca muy interesante y que solo está disponible cuando convive un procesador Ryzen 5000 y una tarjeta gráfica Radeon RX 6000: Smart Access Memory.

Smart Access Memory optimiza la utilización del ancho de banda de la interfaz PCI Express para permitir a la CPU acceder a toda la memoria VRAM, y no solo a los 256 MB que puede direccionar en una configuración tradicional

Esta tecnología optimiza la utilización del ancho de banda de la interfaz PCI Express que enlaza la tarjeta gráfica con los demás componentes del sistema para permitir a la CPU acceder a toda la memoria VRAM, y no solo a los 256 MB que puede direccionar en una configuración tradicional. Como podemos ver en la gráfica, Smart Access Memory no rinde por igual en todos los juegos, pero en algunos y en determinadas condiciones activarla puede ayudarnos a arañar algunos fotogramas por segundo adicionales. Esta prestación se activa desde la BIOS de nuestra placa base.

Para evaluar qué temperatura máxima alcanzan bajo estrés estos microprocesadores hemos recurrido al test Multi Core de Cinebench R23, una prueba muy rigurosa que somete a una carga muy intensa todos los núcleos de la CPU de forma iterativa durante 10 minutos. Las temperaturas que hemos recogido en la siguiente gráfica reflejan el pico máximo alcanzado por cada microprocesador durante la ejecución de este test. Resulta bastante sorprendente lo moderada que es la temperatura máxima alcanzada por el Ryzen 9 5950X y el Ryzen 5 5600X.

Para evaluar el consumo máximo de cada microprocesador hemos utilizado la misma metodología a la que hemos recurrido para medir la temperatura máxima: el test Multi Core de Cinebench R23. Como podemos ver en la siguiente gráfica, el consumo máximo de los Ryzen 5000 es notablemente inferior al del Core i9-10900K. Los procesadores de AMD se benefician de una fotolitografía más avanzada que la que está utilizando Intel, y también de una microarquitectura diseñada para maximizar la relación rendimiento/vatio. En este terreno no cabe duda de que objetivamente AMD ha hecho un trabajo muy bueno.

La siguiente tabla recoge los resultados que han arrojado en nuestro banco de pruebas los cinco microprocesadores cuyo rendimiento ha quedado descrito en las gráficas que acabamos de examinar:

INTEL CORE I9-10900KAMD RYZEN 9 5950XAMD RYZEN 9 5900XAMD RYZEN 7 5800XAMD RYZEN 5 5600X
PCMARK 10 – FINAL SCORE78338800877886608352
Essentials10 77111 41111 44411 64211 492
Productivity89339965997098799821
Digital Content Creation13 55516 26316 08715 32714 008
CINEBENCH RELEASE 20
CPU Multi Core631510 283852160314315
CPU Single Core509643631625600
CINEBENCH RELEASE 23
CPU Multi Core15 67126 06321 64215 39311 120
CPU Single Core13051650161615991544
CORONA 1.3 RAY TRACING BENCHMARK74 s47 s59 s86 s117 s
GEEKBENCH 5
Single-Core Score13811721170017001641
Multi-Core Score10 55613 92112 83910 0768177
OCTANE 2.059 15769 90669 64671 04668 016
Crypto53 29564 28162 65263 19160 546
Raytrace88 725109 000109 148108 630102 340
NavierStokes48 03463 89762 56261 52458 766
Mandreel53 59468 12566 59567 79063 897
3DMARK – TIME SPY (DIRECTX 12)16 45116 47316 44916 19814 965
Graphics Score17 15117 54017 55417 58317 598
CPU Score13 36512 25312 12511 2018100
WOLFENSTEIN: YOUNGBLOOD
1080p380397393401399
1440p255260260262262
2160p140141141142142
DOOM ETERNAL
1080p388393397388390
1440p305309313313313
2160p174181179179180
CONTROL (CON RAY TRACING)
1080p8483858184
1440p5453535352
2160p2525262625
FINAL FANTASY XV
1080p141161157163156
1440p110124112126120
2160p6671657463
TEMPERATURA MÁXIMA (EN CINEBENCH R23 MULTI CORE)86 ºC71 ºC74 ºC90 ºC67 ºC
CONSUMO MÁXIMO (EN CINEBENCH R23 MULTI CORE)216,3 vatios135 vatios127,2 vatios110,8 vatios50,9 vatios

AMD Ryzen 9 5950X, 5900X, 5800X y 5600X:

La llegada de los primeros procesadores Ryzen en 2017 marcó un punto de inflexión en la estrategia de AMD. La microarquitectura Zen rompió con sus predecesoras porque fue diseñada desde cero con el propósito de maximizar tanto el rendimiento por núcleo como el rendimiento por vatio. Aquellas CPU nos permitieron entrever que esta compañía tenía entre manos un catálogo de propuestas muy atractivo, y desde entonces los usuarios hemos tenido a nuestro alcance una alternativa a Intel absolutamente consistente.

Con los nuevos Ryzen 5000 AMD ha logrado subir otro peldaño en su competencia con Intel

Durante las últimas dos generaciones de microprocesadores AMD ha logrado aventajar a Intel en aquellos escenarios de uso que consiguen sacar partido al potencial multihilo de sus chips, pero con los nuevos Ryzen 5000 esta compañía ha logrado subir otro peldaño en su competencia con Intel. Y es que, como hemos comprobado a lo largo de este análisis, estos procesadores rinden más tanto en multihilo como en monohilo, incluidos los juegos, lo que va a permitir a AMD encarar 2021 desde una posición inusualmente cómoda.

Lo más sorprendente es que el procesador Core i9-10900K que hemos utilizado en las pruebas no se ha visto doblegado con frecuencia solo por el Ryzen 5900X, que es su alternativa natural; en muchos tests también lo han superado los chips Ryzen 7 5800X y Ryzen 5 5600X, que son sensiblemente más económicos, especialmente este último. Y esta es una excelente noticia para los usuarios porque nos anticipa que en el futuro la competencia entre Intel y AMD se recrudecerá aún más. Confiemos en que sea así y que las dos compañías consigan colocar productos lo más competitivos posible en el mercado.

Me parece buena idea concluir este artículo con una pequeña confesión. De todos los microprocesadores que acabamos de revisar el que más me ha sorprendido por su excelente rendimiento global (especialmente en escenarios de uso monohilo y con juegos), por su moderado consumo, y también por su interesante precio, es el Ryzen 5 5600X. Para diseño y creación de contenidos exigentes puede ser apetecible apostar por una CPU con más núcleos, pero este chip encaja como un guante en los demás escenarios de uso. Y en tándem con una buena tarjeta gráfica es una opción irresistible para los jugones. Veremos cómo nos sorprende esta inspirada AMD en el futuro.

Estos microprocesadores han sido cedidos para la prueba por parte de AMD. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | AMD

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a tienda